Noticias
Mar 02

Flumen Durius y el Año Europeo del Patrimonio Cultural: El compromiso de preservar nuestro legado para mejorar nuestro futuro

El Parlamento Europeo decidió, en mayo del año pasado, declarar 2018 el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Esta declaración incluía una serie de compromisos y objetivos para reforzar nuestro legado histórico, una de las características que más fuertemente nos une como comunidad a todos los niveles y que debe servir para reafirmar el paso de todos los miembros de la Unión en una única dirección.

Los socios que componen Flumen Durius cogen el testigo de este compromiso desde el planteamiento inicial del proyecto, anterior a la decisión comunitaria, presentándose como una iniciativa de cooperación transfronteriza con el objetivo final de preservar, proteger y valorizar ese patrimonio compartido entre España y Portugal que es el río Duero y toda la riqueza cultural y natural que lo rodea. Y todo ello, al igual que Año Europeo del Patrimonio Cultural, con vistas a que su legado prevalezca más allá de este año 2018.

EL Gobierno de España presentaba recientemente en la ciudad de Palencia (Castilla y León) su programación para este evento recalcando que su propósito no es otro que el de “animar a cuantas más personas a descubrir y explorar el patrimonio cultural Europeo”, incidiendo en el valor de este patrimonio para la sociedad, su contribución a la economía, su papel en la diplomacia cultural europea y la importancia de salvaguardarlo para su disfrute por las generaciones futuras.

Bajo la premisa de que el patrimonio cultural no es sólo un legado del pasado, sino también un recurso para nuestro futuro, los proyectos y acciones a desarrollar por los socios de la UE a lo largo de este año atienden a cuatro objetivos principales: la sostenibilidad, la protección, la innovación y el compromiso. Sostenibilidad en cuanto a la reutilización de los espacios y la explotación turística responsable. Protección desarrollando normas de calidad para las intervenciones en el patrimonio, combatiendo el tráfico ilícito de bienes y gestionando los riesgos que afectan a nuestros recursos. Innovación buscando nuevas vías de dar a conocer esta riqueza, que pasen también por la preparación y adaptación de sus responsables. Compromiso, al fin, de hacer ver que se trata de un patrimonio compartido, de todos, y que los jóvenes especialmente son parte vital de este proceso.

Surge el proyecto

Así se articula también la intencionalidad de Flumen Durius cuando surge el proyecto en 2016 buscando el apoyo y la implicación de la Unión Europea. Es un paso adelante de la iniciativa Duero Douro, promovida por una serie de entidades privadas y públicas a uno y otro lado de la frontera luso española, con el objetivo de crear un canal de desarrollo común que beneficie social y económicamente a una gran porción de territorio europeo: la comprendida en la cuenca fluvial del río Duero.

2018 está siendo el año de concretar estos objetivos y de demostrar, tanto a nivel regional como continental, que nuestro futuro pasa por saber valorar y reconocer nuestro pasado, sabiendo hacer de él una herramienta útil en el presente.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.