Noticias
Ago 19

El yacimiento arqueológico de São João das Arribas (Portugal) ayuda a entender el desarrollo de los asentamientos a orillas del Duero

Por tercer año consecutivo, la zona portuguesa de los Arribes del Duero, en los entornos de Miranda, es objeto de estudio para comprender mejor los asentamientos humanos en parajes a priori tan agrestes. Se trata del yacimiento de São João das Arribas, en el lugar de Aldeia Nova, un castro datado en su origen en la Edad del Bronce y a través de cuyos hallazgos se puede llegar hasta la época altomedieval.

“Debido a la extensa diacronía temporal es difícil definir cuál es el hallazgo más importante del yacimiento“, señalan los responsables de la excavación, que a la hora de decantarse por un período histórico no dudan en apuntar al inmediatamente posterior a la caída del imperio romano. “Una de las cuestiones más interessantes es la de la cronologia: la mayor parte de los hallazgos es de un periodo que la historiografia tradicional no conoce muy bien: la Alta Edad Media“.

Entre las estructuras arquitectónicas de distintas épocas sacadas a la luz también han ido apareciendo a lo largo de estas tres campañas arqueológicas miles de elementos ya catalogados o en proceso de catalogación, desde cerámicas comunes, autóctonas y de importación, a materiales de construcción, vidros, metales y otros. Los principales fondos patrimoniales descubierto hasta la fecha, según relatan, provienen de orígenes tan dispares como La Rioja o el Norte de África. Esto demuestra que, pese a la difícil accesibilidad del asentamiento, enclavado sobre los farallones de los Arribes del Duero, varios cientos de metros sobre el cauce del río, el tráfico de mercancías era constante.

El proyecto, que este año ha cumplido su tercera campaña, está coordinado por los arqueólogos de la Universidade de Porto, Mónica Salgado y Pedro Pereira, y cuenta con un equipo formado por otros seis arqueólogos adscritos al CITCEM (Centro de Investigação Transdisciplinar Cultura, Espaço e Memória) de la Universidad de Porto, aparte de los voluntarios que cada año se dan cita en el campo de trabajo venidos de Portugal, España y Francia, entre otros, y una serie de consultores científicos externos.

La Administración municipal de Miranda do Douro, junto con la Junta de Freguesía de Miranda y la Junta Fabriqueira de São João das Arribas y la asociación Palombar para la Conservación de la Naturaleza y del Patrimonio Rural participan con el personal de la excavación a través de labores de logística, además de ayudando a integrar a los participantes de las excavaciones en la cultura y costumbres locales.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.