Noticias
Oct 31

El Día Mundial de las Ciudades apuesta por un urbanismo digno a través de la sostenibilidad y la preservación

‘Construír ciudades sostenibles y resilentes’ es el lema del Día Mundial de las Ciudades que se conmemora este 31 de octubre. Dicho de otra manera: Hacer que las ciudades tengan la capacidad de readaptarse y convivir en armonía con su entorno para favorecer las condiciones de sus habitantes.

A lo largo de las últimas décadas se ha desarrollado el sentimiento de responsabilidad ambiental en los entornos urbanos. Una concienciación que ha influido en las nuevas normas urbanísticas donde se recogen medidas para restringir y controlar el crecimiento inmobiliario y recuperar los antiguos espacios naturales, dignificando así la habitabilidad de unos núcleos muchas veces saturados por su imparable crecimiento demográfico.

Los cursos fluviales, como principal foco de asentamientos urbanos desde el inicio de la sedentarización humana, han sido los testigos y muchas veces víctimas de esta evolución, especialmente en la era moderna. La urbanización masiva, la industrialización y la sobreexplotación de recursos han supuesto la degradación de un entorno que en muchos casos ha derivado en la pérdida de ecosistemas naturales.

El Duero no ha sido ajeno a este proceso de paulatina migración del medio rural a la ciudad. En el caso de las áreas urbanas asentadas en su cauce, las de Oporto y Valladolid han sido las principales receptoras de esa masa migratoria, con todos los beneficios y perjuicios que durante siglos conllevó esta situación. Hoy en día, sin embargo, se está trabajando para tornar todos los aspectos del crecimiento urbano en beneficios para el entorno y para los mismos ciudadanos.

Un proyecto para todos

Flumen Durius nace con un objetivo netamente preservador y recuperador. La consciencia de que el legado recibido debe ser no sólo mantenido, si no mejorado y ampliado para la siguiente generación, inspiró una serie de intervenciones específicas también en las áreas urbanas. En este caso se programaron distintas acciones en Zamora y Miranda do Douro que puedan inspirar en el futuro otras similares en el resto de poblaciones del territorio Duero/Douro.

En Zamora se trabaja en la conservación y señalización de algunos elementos patrimoniales como las Aceñas de Cabañales y a lo largo de la Ruta de los Molinos, mientras que en Miranda la intervención contempla la promoción de rutas vinculadas al patrimonio natural y cultural del municipio.

El Día Mundial de las Ciudades se creo con el objetivo de promover el interés en la urbanización y contribuir al desarrollo urbano sostenible en todo el mundo. “Las ciudades deben ser diseñadas para vivir juntos, crear oportunidades, permitir la conexión e interacción, y facilitar la utilización sostenible de los recursos compartidos”. Por eso, desde Flumen Durius abogamos por seguir implementando acciones destinadas a dignificar los hábitasts tanto urbanos como rurales en beneficio de todos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.