Noticias
Dic 05

Constitución Española: 40 años de derecho a un patrimonio cultural y natural digno y para todos

España goza desde hace 40 años de un texto constitucional que recoge los aspectos referidos a la estructura y funcionamiento jurídico e institucional del país y que vela por los derechos y los deberes fundamentales de todos los ciudadanos. Precisamente el primero de los diez títulos en los que se articula la Constitución ratificada el 6 de diciembre de 1978, es el que contempla estos derechos y deberes entre los que se encuentran dos de especial relevancia para proyectos como Flumen Durius.

Se trata más específicamente de los artículos 45 y 46, donde se habla del medio ambiente y del patrimonio. El primero de los dos hace mención específicamente al derecho que ampara a todos para “disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona”. El documento no se olvida de las obligaciones que atan tanto a los ciudadanos como a los poderes públicos de conservarlo y velar “por la utilización racional de todos los recursos naturales”, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y “defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva”.

Por su parte, el Artículo 46 señala que esos mismos poderes públicos “garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad”.

Como se puede observar, en el texto constitucional se hace mención desde hace cuatro décadas a aspectos que fundamentan hoy la razón de ser de iniciativas como Flumen Durius, dirigidas a la preservación y la promoción de nuestro patrimonio natural y cultural, no como una actividad individualizada, sino solidaria y participativa.

Una de las mayores riquezas de esta Constitución radica en dos hechos fundamentales: que fue consensuada por todos los grupos políticos representados en el Parlamento en una época en la que España salía de 40 años de un régimen donde precisamente algunos de esos grupos había sido prohibidos; y que una abrumadora mayoría (91,8%) de los votantes la ratificó en el referéndum convocado aquel 6 de diciembre.

Efemérides como esta que España celebra cada año sirven para conmemorar valores que enriquecen nuestra sociedad desde su raiz y con los que se cimientan las generaciones venideras. Y cabe a iniciativas como la nuestra velar por que siga prevaleciendo en el futuro el sentido de artículos como el 45 y el 46 de la Constitución Española.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.